Consejos para comprar un coche nuevo

Consejos para comprar un coche nuevo

Si quieres comprar un coche nuevo pero no estás seguro de por dónde empezar, estos pasos pueden servirte de guía. Puede que ya tengas un coche en mente, pero antes de comprarlo, establece un presupuesto, investiga y compara los precios. Una buena investigación previa te puede ayudar a ahorrar bastante dinero.

Comprar un coche nuevo puede ser abrumador, ya que es una gran compra que hay que pensarse muy bien. Pero tener un plan de actuación adecuado hará que sea menos desalentador.

Un coche nuevo puede tener un precio elevado. El precio medio de compra de un vehículo en España  era de 17.250 euros en 2018, según Diario Motor.

Investigar y comparar las opciones puede ayudarte a determinar el mejor precio para el auto que quieres e identificar ofertas de préstamos – que en conjunto podrían ahorrarte cientos o hasta miles de euros. 

Sigue esta guía para aprender los pasos para comprar un coche nuevo.

1. Establece un presupuesto

El primer paso para comprar un coche nuevo es averiguar cuánto puedes pagar.

Tienes dos opciones para comprar tu coche: pagar en efectivo o conseguir un préstamo. Si tienes suficiente dinero ahorrado, pagar en efectivo es generalmente la opción más rentable porque no pagarás ningún interés de préstamo. Si obtienes un préstamo para el auto, es posible que tenga que hacer un pago inicial. Después de eso, haras pagos mensuales determinados por la cantidad que pediste prestada, el interés y la duración del préstamo.

Ya sea que planees pagar en efectivo o conseguir un préstamo, recuerda reservar dinero para gastos adicionales, incluyendo el registro del vehículo, el seguro, la gasolina, impuestos y mantenimientos. 

Si planeas financiar tu vehículo, haz el cálculo de ingresos y gastos mensuales para determinar tu presupuesto. Por el lado de los ingresos, considera tu salario neto. Cuando se trata de gastos, suma la comida, el alquiler o la hipoteca, otros préstamos y deudas, así como los gastos habituales. Restalos  y luego calcula cuánto de lo que te queda querrías destinar al la cuota mensual del préstamo de coche. 

Si tu banco o caja te preaprueba un préstamo,  te informarán de la tasa de interés del préstamo, el importe máximo del préstamo y la duración del mismo. Que te  preaprueben no es una garantía de que te lo  darán, si no que tendrás que proporcionar más información después,  pero puede ayudar a darte una idea del rango de precios que podrías manejar. 

Encuentra el crédito de coche perfecto para tí.

Compara entre los créditos con las mejores condiciones.

2. Investiga

Comienza por identificar tus prioridades principales. Por ejemplo, si eres soltero y tienes un presupuesto ajustado, podrías encontrar un modelo ideal de vehículo pequeño y eficiente en cuanto a consumo de combustible. Pero si eres un padre con hijos, un vehículo más grande, como una minivan o un crossover mediano con fuertes índices de seguridad puede ser la opción más atractiva.

3. Establece un presupuesto.

Hazte una idea de los precios de los coches que te llaman la atención, para que puedas eliminar los que se salen de tu presupuesto.

Una vez que estés en el concesionario, verás un «precio de pegatina» en cada ventana del coche. Este precio es el precio de venta al público sugerido por el fabricante. Cada vehículo viene con un precio establecido por el fabricante de automóviles.

Además están los gastos adicionales por cualquier característica especial que vaya más allá del equipo estándar.

Los concesionarios pueden ajustar el precio hacia arriba o hacia abajo. Un factor que puede influir en el precio es la disponibilidad. Si el modelo no tiene una gran demanda, un concesionario de automóviles puede estar dispuesto a ofrecer el vehículo a un precio más bajo.

Su precio final también dependerá de si le añades especificaciones extra.

4. Prueba el modelo escogido.

Una vez que hayas decidido qué modelos te interesan, es hora de hacer algunas pruebas de conducción. Aunque un vehículo se vea bien en el papel, tu opinión puede cambiar después de ponerte al volante. Es posible que los asientos sean incómodos o que no te guste cómo toma las curvas. Tal vez el motor sea demasiado ruidoso. Hacer una prueba de conducción te ayudará a identificar cualquier problema potencial.

Otra opción es alquilar el modelo que estés considerando por un día o dos. Aunque esto te costará dinero, te permitirá pasar más tiempo en el coche a solas, para descubrir mejor sus posibles carencias.

Después de probar a tus vehículos candidatos, debes tener una idea clara de cuál es el vehículo que encabeza su lista.

5. Compara precios y ofertas.

Con una idea de tu presupuesto y las mejores opciones de coches en mente, es hora de revisar presupuestos.

Compara el precio de venta de cada concesionario con las estimaciones de páginas web de coches, foros, e incluso amigos, y luego negocia en base a tu investigación. Los concesionarios suelen obtener un beneficio del 10% al 20% y pueden estar dispuestos a bajar el precio.

Si estás abierto a la financiación de los concesionarios y has sido preaprobado para un préstamo, comentaselo al concesionario.

Dale al distribuidor la oportunidad de superar la mejor tasa que te hayan ofrecido.
Por qué los préstamos para automóviles de los bancos pueden ser una mejor opción que los préstamos del concesionario

6. Negocia con tu vehículo actual

Si dispones ya de un vehículo, venderlo o cambiarlo podría darte algo de dinero para el pago inicial de tu nuevo auto. Puedes venderlo a un particular, o puedes cambiar tu auto viejo en el concesionario donde piensas comprar tu nuevo vehículo. Comprueba si hay activa alguna campaña del gobierno, los famosos planes renove.

El objetivo es aprovechar al máximo tu coche usado. Compara precios en plataformas de venta de segunda mano, teniendo en cuenta sobre todo las especificaciones y el kilometraje.

En general, es más probable que ganes más vendiendo el coche a un particular que lo que te puedan ofrecer en un concesionario. Pero cambiar el vehículo en el concesionario puede ser más fácil y llevar menos tiempo, ya que no es necesario invertir tiempo y energía en listar el vehículo para la venta y reunirse con los posibles compradores.

7. Cierra el trato.

Ahora estás en la línea de meta. Este paso implica la solicitud de un préstamo de coche – si estás consiguiendo el vehículo financiado – y, si eres aprobado, la firma de los papeles.

Contacta con el prestamista con el que ha decidido contratar el crédito e inicia los trámites. Si decides financiar a través del concesionario y te aprueban el préstamo, puedes finalizar los trámites del préstamo y la venta casi a la vez.

De cualquier manera, asegúrate de confirmar la siguiente información.

Condición del auto y opciones: Asegúrate de inspeccionar cuidadosamente el vehículo para comporbar que no tiene daños. Confirma que el auto incluye todas las opciones que ha solicitado.

Términos del contrato y precios: Cuando firmes el papeleo, asegúrate de que todos los términos y precios listados reflejen los artículos acordados durante sus negociaciones previas con el concesionario. Asegúrate de que el precio de venta esté correctamente listado. El contrato de venta incluirá artículos como los impuestos estatales y locales. También puede haber un impuesto de registro, si el concesionario ha registrado el vehículo a tu nombre. También verás un cargo por documentación, que los concesionarios cobran por el trabajo que implica la elaboración de un contrato de venta.

Detalles del préstamo: Si el vehículo está siendo financiado por el concesionario, compruebe el tipo de interés, el plazo del préstamo y cualquier reembolso que el concesionario pueda haber prometido en discusiones anteriores.

Si detectas algun dato erróneo en los documentos del préstamo o en los honorarios listados que el concesionario no haya detallado previamente contigo, no te quedes con las duas. No tengas miedo de posponer la firma del contrato hasta que todo esté lo suficientemente claro.

Una vez que hayas revisado y firmado los documentos, es hora de ponerse al volante y disfrutar de tu nuevo coche.


En resumen

Comprar un coche nuevo puede ser un proceso largo, pero tomarse el tiempo para establecer un presupuesto y hacer algunas investigaciones puede dar sus frutos. Si planeas financiar tu auto, ten en cuenta que hay muchos prestamistas potenciales. Obtener preaprobaciones puede ayudarte a buscar las mejores tasas de interés, lo que podría ahorrarte dinero en tu nuevo auto.

Si tienes problemas para obtener la aprobación de un préstamo, considera posponer la compra o planea comprar un modelo con menos prestaciones.

Encuentra el crédito de coche perfecto para tí.

Compara entre los créditos con las mejores condiciones.

Leave a Reply