¿Puedo solicitar un préstamo personal si estoy desempleado?

Pedir credito

Si no tienes trabajo, puede ser difícil que te aprueben un préstamo personal; es probable que tengas que demostrar que podrás pagar el préstamo por otros medios. Sin embargo, antes de intentarlo, piensa bien si un préstamo es la solución correcta para tu situación.

El desempleo puede afectar gravemente a tus finanzas y un préstamo personal puede parecer una opción atractiva para ayudarte a permanecer a flote.
Los préstamos para los parados son posibles, pero es probable que tengas que demostrar que tienes una fuente alternativa de ingresos – y el prestamista puede examinar más de cerca tu solvencia.

Aquí hay algunas consideraciones sobre la solicitud de un préstamo en caso de estar desempleado, junto con información y alternativas a considerar antes de solicitarlo.

Comprueba si cumples con los requisitos

Los factores que los prestamistas pueden utilizar para evaluar su solicitud de préstamo
Los prestamistas consideran múltiples factores al evaluar una nueva solicitud de préstamo. En última instancia, están tratando de determinar la probabilidad de que pagues tu préstamo.

Tu nivel de ingresos.

Los ingresos suelen ser una gran prioridad en el mundo de los préstamos, por lo que estar sin empleo puede hacer que obtener un préstamo personal sea más difícil. Pero si se tienen fuentes de ingresos fuera de un trabajo tradicional, todavía se puede tener la posibilidad de cumplir con los requisitos. Aquí hay algunos ejemplos comunes de ingresos alternativos.

  • Los ingresos de tu cónyuge: Si estás casado y el prestamista lo permite, es posible que puedas incluir los ingresos de tu cónyuge en tu solicitud de préstamo. Esto puede estar permitido si puedes usar dichos ingresos para ayudar a pagar el préstamo. Es posible que necesites incluir a tu cónyuge como co-solicitante si eliges incluir sus ingresos como fuente de ingresos.
  • Inversiones: Las ganancias de capital o el dinero de inversiones como las de bienes raíces podrían ayudar a indicar tu capacidad de pagar tu préstamo. Es posible que no se consideren las ganancias de capital de una sola vez, pero se pueden permitir ingresos recurrentes de dividendos o propiedades de alquiler si el prestamista lo aprueba.
  • Prestaciones de jubilación: Los subsidios de la Seguridad Social o los pensionistas pueden beneficiarse de un préstamo.
  • Otros pagos: la prestació por desempleo, la pensión alimenticia y la manutención de los hijos pueden ser aceptados como otras fuentes de ingresos predecibles. Pero cuidado: puede ser que la ley no permita que los prestamistas te exijan que reveles ciertos tipos de ingresos, incluyendo los tipos de asistencia pública, pensión alimenticia y manutención de niños. Infórmate antes de solicitar un crédito.
solicitar prestamosonlineya

Relación entre deuda e ingresos.

Otro factor que los prestamistas pueden considerar para determinar si tienes la capacidad de pagar un préstamo es la relación entre la deuda y los ingresos. Esta se calcula dividiendo el total de los pagos mensuales de sus deudas entre los ingresos brutos mensuales. Tu ingreso bruto es generalmente tu ingreso antes de las deducciones de la nómina, como impuestos y seguro.

Si la proporción entre sus deudas e ingresos es demasiado alta, el prestamista puede usarla como una indicación de que quizá no tengas suficientes ingresos para pagar tanto tus deudas como tus gastos diarios.

Historial de crédito

Tu historial de crédito también es clave a la hora de que los prestamistas evalúen si te conceden un préstamo personal no garantizado. Los prestamistas casi con toda seguridad le echarán un vistazo a tus puntuaciones de crédito y también podrían considerar el historial de pagos y otra información en tus informes de crédito, como bancarrotas pasadas o cuentas en proceso de cobro.

Aunque un historial crediticio sólido puede no compensar del todo la falta de ingresos, puede tener un peso positivo cuando estes tratando de obtener un préstamo.

Riesgos de los préstamos mientras se está en el paro.

La obtención de un préstamo conlleva riesgos tanto para el prestatario como para el prestamista en caso de incumplimiento.

Veamos algunos de esos riesgos antes de pedir un préstamo mientras estás desempleado:

  • Pagos atrasados: Uno de los peores escenarios obvios cuando se solicita un préstamo sin un trabajo es no poder pagar el préstamo. No pagar un préstamo puede dañar tu crédito, llevarte a hacer recobros y hacer que una situación financiera ya difícil sea aún más difícil.
  • Tasas de interés más altas: Si tus ingresos son bajos, aún podrías obtener un préstamo, pero es más probable que venga con una tasa de interés más alta. Las tasas de interés más altas significan costos generales de préstamo más altos.
  • Un plazo de pago más corto: Si el prestamista determina que eres un prestatario de mayor riesgo, es posible que te ofrezcan préstamos con períodos de pago más cortos. Esto se debe a que es menos probable que el prestamista crea que tus cuentas financieras cambien en el corto plazo.

Estos riesgos juntos son una gran razón para considerar algunas alternativas a la hora de pedir un préstamo cuando se está sin trabajo.

solicitar prestamosonlineya

Alternativas a los préstamos personales.

  • Tarjetas de crédito: Es posible que ya tengas una alternativa de préstamo personal en tu cartera  Algunas tarjetas de crédito ofrecen un adelanto de dinero en efectivo como una forma de aprovechar su línea de crédito fuera de las compras regulares. Sólo ten cuidado: Las tarjetas de crédito pueden tener tasas de interés altas dependiendo de tu historial de crédito – y los adelantos en efectivo tienden a tener sus desventajas.
  • Línea de crédito: Una línea de crédito personal funciona de manera similar a una tarjeta de crédito en la que puedes utilizar el dinero en efectivo, pero con más cuidado: Las tarjetas de crédito pueden tener tasas de interés altas dependiendo de su historial de crédito – y los adelantos en efectivo tienden a tener sus propias tasas altas también – así que es mejor pagar su saldo a tiempo y en su totalidad si los usa para necesidades a corto plazo. Si puedes beneficiarte, esta puede ser una alternativa razonable.
  • Préstamos con garantía hipotecaria: Podrías considerar utilizar tu casa u otro activo como garantía para un préstamo garantizado. El aval es un activo que se da en garantía a un prestamista en caso de que se deje de pagar el préstamo. Las tasas de interés pueden variar desde relativamente bajas hasta altísimas, por lo que no siempre es una opción ideal. Y recuerda, también hay cargos asociados con este tipo de préstamos. La tasa porcentual anual toma en cuenta la tasa de interés así como una serie de cargos que pueden estar asociados con el préstamo. Además, no olvides que corres el riesgo de perder tu casa, tu coche u otra garantía, así como el capital que hayas acumulado en ellos, si no puedes conseguir el dinero para hacer los pagos del préstamo a tiempo.
  • Línea de crédito sobre el capital acumulado en la vivienda: Esta es una línea de crédito vinculada al valor de tu casa. Es una forma de crédito garantizado, lo que significa que tu casa sirve como garantía y te arriesgas a perderla si no cumples con tu obligación de pago. Nuevamente, recuerda mirar el TAE, el cual debe tomar en cuenta el interés, así como cualquier cargo del prestamista hipotecario y otros cargos. Asegúrate de confirmar si hay penalizaciones por pago anticipado, si la tasa de interés aumenta en caso de incumplimiento y si hay un pago global – un pago muy grande requerido al final del término del préstamo.

Conclusión.

Obtener un préstamo personal mientras se está desempleado es a menudo más difícil que obtener un préstamo mientras se tiene un ingreso estable de un trabajo – pero todavía podría ser posible.

Con cualquier préstamo personal, es importante tener en cuenta los costos y pensar en todas las opciones y alternativas posibles. Firmar un préstamo que no puede pagar podría hacer que su situación financiera sea aún más difícil de lo que es hoy en día.

Leave a Reply